• bitcoinBitcoin$23,092.00-1.26%
  • ethereumEthereum$1,696.92-0.65%
  • ElrondElrond$62.49-1.02%

DeFi, así son las finanzas descentralizadas

DeFi portada

DeFi es la abreviatura de Finanzas Descentralizadas y es un término general utilizado para referirse a cualquier servicio financiero en blockchains públicas. DeFi permite hacer prácticamente todo lo que haría un banco, como ganar intereses, comprar seguros, prestar o pedir prestado, comerciar con activos o derivados, etc.

Pero a diferencia de las finanzas tradicionales, en teoría, DeFi podría funcionar más rápido, no te pide que te ocupes del papeleo, ni depende de autoridades como un banco o un gobierno para controlar todo el proceso. 

Como en el caso de las criptomonedas, DeFi es global, peer-to-peer, anónimo y abierto a todo el mundo.

Instrumentos financieros DeFi

DeFi tiene sus propios instrumentos financieros que lo hacen destacar, como el Universal Market Access, un protocolo para Smart Contracts en Ethereum. Se trata de un protocolo de activos sintéticos que permite a cualquiera recrear productos financieros tradicionales o productos basados en criptomonedas y muchos otros.

Por ejemplo, Yearn.finance es un agregador destinado a maximizar los beneficios a través del Yield Farming.

Pero DeFi también tiene los mismos componentes que el ecosistema financiero ya existente, lo que significa que necesita monedas estables y una gran variedad de casos de uso. Uno de los instrumentos más importantes DeFi son los intercambios descentralizados o DEX

Un DEX permite a los usuarios comerciar con activos digitales de forma no custodiada sin tener que depender de un proveedor de servicios de terceros o de un intermediario como un banco. DeFi utiliza stablecoins y servicios como los intercambios de criptomonedas y los servicios de préstamos. 

Los contratos inteligentes son los responsables del marco necesario para que las aplicaciones DeFi funcionen, ya que gestionan de forma automática y codifican los términos y las actividades necesarias. Como ejemplo, podemos decir que un contrato inteligente tiene un código específico que crea los términos y condiciones exactos de un préstamo entre dos individuos o entidades. 

En el caso de que no se cumplan algunos términos o condiciones, se puede liquidar la garantía. Esto ocurre de forma completamente automática, con la ayuda de un código específico.

DeFi versus finanzas tradicionales

Hay varias cosas que se oponen directamente cuando comparamos las DeFi con las finanzas tradicionales, siendo la más importante el hecho de que:

  • DeFi te permite tener tu propio dinero, mientras que en las finanzas tradicionales, tu dinero siempre está en manos de una empresa.
  • En DeFi, una transferencia de fondos puede durar solo un par de minutos, independientemente de la cantidad que se envíe, aunque se trate del equivalente a millones de dólares.
  • En las finanzas tradicionales, un pago entre diferentes bancos puede tardar varias horas en ser procesado y mover grandes cantidades de dinero a través de bancos puede ser un proceso muy difícil.
  • Los mercados de DeFi están siempre abiertos, mientras que en las finanzas tradicionales, los mercados se cierran porque los empleados también necesitan su descanso.
  • En DeFi, la actividad de las transacciones es anónima, mientras que en las finanzas tradicionales tu actividad financiera está estrechamente relacionada con tu identidad. Además, DeFi está abierta literalmente a todo el mundo, mientras que para utilizar los servicios financieros tradicionales hay que rellenar formularios y solicitudes.

También merece la pena mencionar el hecho de que DeFi se basa en la transparencia, lo que significa que cualquiera puede comprobar el historial de un producto y sus datos, cómo funciona, etc. 

Por su parte, las entidades financieras tradicionales están cerradas al público, ya que solo el banco y la Administración Tributaria pueden ver el historial de préstamos y la gestión de dichos activos.

Riesgos y ventajas de DeFi

DeFi tiene ciertas ventajas, como no tener que lidiar con errores humanos, ya que los contratos inteligentes se encargan de los procesos. Además, permite recibir un préstamo en criptomonedas con solo unos pocos clics, en cualquier momento del día o de la noche, a diferencia de los servicios de un banco. 

Por otra parte, DeFi utiliza operaciones que no necesitan permiso: en lugar de esperar la aprobación de tu banco para retirar cualquier suma de dinero, DeFi te permite hacerlo sin permiso.

Pero, por supuesto, DeFi tiene sus propios inconvenientes, como la incertidumbre -por ejemplo, en el caso de que una blockchain que albergue un proyecto DeFi no sea estable, el proyecto tampoco lo será.

La escalabilidad es otro problema para DeFi, ya que en el caso de que una blockchain esté abarrotada, las transacciones tardarán más en ser confirmadas y también serán más caras.

Si un contrato inteligente tiene un fallo en su código, existe la posibilidad de que se pierdan fondos. Otros problemas que tiene que resolver DeFi son la sobrecolaterización y la baja interoperabilidad.

Conclusiones

DeFi es un término global que se refiere a las transacciones que se realizan en una cadena de bloques. 

Con DeFi, se pueden hacer la mayoría de las cosas que con un banco, como pedir prestado, prestar, ganar intereses, comerciar con activos y derivados, etc.

La diferencia radica en el hecho de que DeFi es global, peer-to-peer, anónimo, no utiliza un sistema centralizado y está disponible para todos. 

Mientras tanto, los riesgos de que un banco bloquee tu cuenta o la embargue por diversos motivos son mucho mayores.

ARTÍCULO ANTERIORSIGUIENTE ARTÍCULO

Leave a Reply

Your email address will not be published.