• bitcoinBitcoin$23,123.00-1.21%
  • ethereumEthereum$1,699.49-1.13%
  • ElrondElrond$62.74-0.56%

Ripple (XRP): la criptomoneda y blockchain de los bancos

Ripple imagen de portada

En el artículo de hoy, hablaremos sobre Ripple, un protocolo de código abierto, que cuenta con una plataforma y una moneda que fue diseñado para permitir transacciones rápidas y baratas que, a diferencia de Bitcoin, ha sido construido para gobernar sobre las transacciones internacionales en todo el mundo.

Equipo de Ripple

Aunque el protocolo de trabajo se creó en 2004, la verdadera historia de Ripple se inició en 2013, cuando Jed McCaleb, el creador de EDonkey, invitó a un grupo de inversores de primer nivel a invertir en Ripple Labs.

Junto a Jed McCaleb, programador y empresario, fundador de otras empresas de criptografía como eDonkey, Overnet o Stellar y del exchange Mt. Gox, se encuentra Chris Larsen, un inversor, ejecutivo de alto nivel y activista de la privacidad, considerado como la personas más rica en criptomonedas del mundo. 

Junto a estos dos nombres, Ryan Fugger, otro de los fundadores, fue el responsable de la idea de desarrollar un sistema de intercambio descentralizado, que ofreciera un empoderamiento a sus usuarios. Sin embargo, tras diversas discusiones, Fugger abandonó el proyecto, quedando solo McCaleb y Larsen como fundadores de la Corporación OpenCoin.

Es en este momento, ya entrado el 2013, cuando arranca de verdad la historia de la moneda y de la plataforma, así como de su red de pago e intercambio. Ese año, la Corporación OpenCoin cambia su nombre por Ripple Labs Inc y se lanza oficialmente la criptomoneda. 

En 2016, la compañía obtiene la licencia de moneda virtual por parte del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York y en 2017, anuncian que muchas entidades financieras se han unido al proyecto, entre ellas, el gigante bancario español, BBVA.

De esta forma, Ripple se convertía no solo en una criptomoneda, sino también en un medio de pago.

¿Qué es RippleNet y XRP?

En este caso, tenemos que diferenciar entre dos proyectos; uno de ellos es la plataforma Ripple y el otro es la moneda XRP, de la que hablaremos más adelante. 

RippleNet es una red de proveedores de pagos institucionales como bancos y empresas de servicios monetarios que utilizan las soluciones desarrolladas por Ripple para ofrecer pagos internacionales sin comisiones y casi instantáneos.

RippleNet funciona resolviendo “puzzles económicos”. Por ejemplo, imagina que yo tengo una caja de chocolate que no quiero y quiero una entrada para la final de la Copa de Europa de fútbol. En Francia hay una señora que quiere chocolate y que tiene una antigüedad muy valiosa que no quiere. En Alemania, hay otro señor que tiene una entrada para final de la Copa de Europa de fútbol a la que no podrá ir y que colecciona antigüedades.

En el mundo tradicional, las tres personas jamás nos encontraríamos y nuestros objetos simplemente carecerían de valor. Lo que hace RippleNet es buscar la combinación más corta y barata para que cada uno tenga lo que quiere.

Además, la plataforma permite realizar pagos en cualquier divisa, incluyendo Bitcoin y tener una comisión mínima de transacción interna, de 0,00001$. Sí, son un montón de ceros. La única razón por la no han eliminado por completo la comisión es para evitar ataques DDoS.

En cuanto a la moneda, XRP es un token utilizado para representar la transferencia de valor a través de Red Ripple. El propósito inicial de XRP es ser mediador en el cambio de moneda. Sería como un “Joker”, una carta que puede convertirse en cualquier carta que necesites. Si quieres cambiar dólares a euros, puede ser un dólar o un euro, de forma que se minimiza la comisión. 

Además, después de cada transacción ese 0,00001$ de comisión desaparece de la plataforma, por lo que podríamos decir que el mundo es 0,00001$ más pobre. Aunque parezca una locura, esto se diseñó para prevenir ataques de spam.

¿Cómo funciona XRP?

Al contrario que Bitcoin o Ethereum, Ripple no funciona bajo una  blockchain. En lugar de ello, utiliza tecnología DLT (de Ledger Distribuido) junto con un protocolo de consenso propio. Esto les sirve para realizar validaciones de las transacciones que se realizan dentro del sistema de RippleNet. 

El nombre de este protocolo es Algoritmo de Consenso del Protocolo Ripple o RPCA y cuenta con servidores especiales que se encargan de validar las transacciones y los tokens XRP.

Estos servidores no ofrecen recompensas como en el caso del Bitcoin, sino más bien se trata de una red administrada por servidores independientes, por lo que se trata de una red altamente centralizada, ya que la mayoría de nodos pertenecen a las entidades bancarias que utilizan el sistema. En este sentido, se estima que cerca del 60% de los tokens XRP están en manos de sus desarrolladores.

Algoritmo de Consenso de Protocolo Ripple

Este protocolo de consenso único hace posible el funcionamiento de XRP. Fue diseñado por David Schwartz, Noah Young y Arthur Britto en 2014 y su función es ofrecer a la RippleNet y a XRP un protocolo con cierta capacidad de tolerancia a fallas Bizantinas.

Para ello, RPCA funciona mediante las siguiente rondas:

  • Antes de iniciar el proceso de consenso, cada servidor toma todas las transacciones como válidas.
  • A continuación, cada servidor reúne una serie de transacciones candidatas de todos los servidores y vota sobre la veracidad de las mismas.
  • Las transacciones que reciben más que el porcentaje mínimo de votos se transfieren al siguiente punto. Las que no reciben suficientes votos se descartan o se incluyen en el conjunto de candidatos para la siguiente ronda de consenso.
  • La ronda de consenso requiere un porcentaje mínimo del 80% del acuerdo de los servidores sobre una transacción. Todas las transacciones que cumplen con este requisito se aplican al libro mayor.

La parte negativa es que se trata de un protocolo menos seguro que los Proof-of-Stake o Proof-of-Work, ya que tiene una gran centralización.

Asociación con bancos

Una de las principales características de este proyecto es su estrecha relación con los bancos, asociándose a grandes entidades de nivel mundial. Entre las más destacadas se encuentran:

  • BBVA.
  • Santander.
  • Axis Bank.
  • Westpac.
  • Union Credit.
  • UBS.
  • Banco Federal de la India.
  • Yes Bank.
  • NBAD.
  • Itaú.

Todos ellos utilizan la tecnología de Ripple para efectuar pagos transfronterizos.

Al mismo tiempo, cuentan con una asociación con el Grupo Financiero SBI de Japón, con el que han creado la aplicación de pagos MoneyTap.

Principales características

Otras características que la hacen única son:

  • El diseño original de Ripple le permite operar como un sistema de pago diario eficiente y seguro. Por lo que las transacciones se realizan de forma mucho más rápida y económica en comparación con Bitcoin.
  • Es de uso institucional y empresarial.
  • Sus operaciones pueden ser procesadas y validadas cada 4 segundos.
  • Posee una mejor escalabilidad que la mayoría de las criptomonedas y puede procesar alrededor de 1500 transacciones por segundo, gracias a su altísima centralización y su tecnología de consenso única.
  • Como no pretende desplazar al sistema financiero tradicional, sino que quiere incrustarse en él, tiene una mayor aceptación por parte de reguladores y entidades.
  • La moneda XRP tiene la capacidad de poder intercambiarse por cualquier criptomoneda, así como dinero o valor, como el oro o las comisiones mínimas unificadas. Por lo que opera como mecanismo de uso a nivel global para el intercambio.
  • Todas las monedas XRP han sido creadas y ya existen, por lo que es imposible la minería y, en caso de ser necesario, Ripple Labs puede acuñar más monedas sin límite.
  • Cuantos más bancos utilicen la tecnología de Ripple, mayor será el valor del token XRP… aunque el valor siempre queda sujeto a la emisión de más moneda, cosa que puede suceder en cualquier momento.
  • Se trata de un proyecto MUY centralizado, lo que va en contra del espíritu descentralizado de las criptomonedas y las DeFi. 

El Token XRP

Como hemos visto, la moneda de Ripple se utiliza como cambio en las transacciones. Esta moneda tiene un preminado de 100.000 millones de tokens, aunque si fuera necesario se podrían emitir muchos más. Lo curioso es que los tokens no se pueden minar y su emisión está controlada completamente por Ripple Labs

Hoy en día, se calcula que los desarrolladores podrían liberar hasta 1.000 millones de tokens XRP al mes, gracias a un sistema de contratos inteligentes, que también se encarga de que los XRP utilizados regresen a su depósito de garantía.

De esta forma, Ripple Labs se asegura un control absoluto de los tokens, su emisión y de su valor de mercado. Lo que para la comunidad criptográfica es una desvirtuación absoluta de los principios básicos de las criptomonedas y una fuente de constantes críticas y desapego hacia el proyecto.

XRP se puede usar como cambio, lo que permite a XRP funcionar como “intermediario” en intercambio de divisas no compatibles. También se utiliza para transacciones internacionales rápidas, ya que el tiempo promedio de transacción es de 4 segundos y, finalmente, se puede utilizar como ecosistema de pago, creando otras monedas propias.

XRP se comprar, vender e intercambiar en Binance, Huobi Global, Bithumb, KuCoin, FTX, Bitstamp, Kraken o Gate.io entre otros.

Futuro de XRP

RippleNet y XRP tienen un gran futuro gracias a su sistema centralizado y al uso por parte de las entidades bancarias. Por otra parte, esta característica es también su mayor lastre, ya que la comunidad criptográfica no termina de ver con buenos ojos una criptomoneda que es hija de los bancos.

Además, aunque los bancos utilizan la tecnología de Ripple, la mayoría no utiliza su token, ya que las transacciones se realizan con dinero fiduciario, por lo que, a pesar de las grandes esperanzas de sus creadores, la moneda no termina de despegar y sigue lejos de los precios de Bitcoin o de Ethereum.

Conclusión

En pocas palabras, sus principales beneficios son que puede utilizarse como sistema de pago diario, al contrario que Bitcoin cuyas transacciones son lentas y costosas. Además, como su objetivo es implementarse en el sistema bancario tradicional, no están sometidos a tantas regulaciones y controles como otras criptomonedas. Finalmente, XRP tiene la capacidad de ser intercambiada por cualquier valor existente, tanto digital como real, desde otra criptomoneda a valores como oro.

Sin embargo, se trata de un proyecto que va contra todo lo que representa el espíritu de las criptomonedas, que  buscan “romper” las finanzas tradicionales, eliminando el control que tienen las entidades sobre el dinero y ofreciendo este control a los usuarios, por lo que siempre está sometido a críticas por la comunidad y no acaba de encontrar su lugar, debido a la desafección de su modelo altamente centralizado.

ARTÍCULO ANTERIORSIGUIENTE ARTÍCULO

Leave a Reply

Your email address will not be published.